lunes, 22 de marzo de 2010

Vamos a contar mentiras

Mentir, esa bonita forma de decir lo que nos gustaría que fuera verdad.

A veces me enamoro de una mentira atractiva y la hago verdad en mi cabeza. Cierro los ojos e imagino que es cierta, saboreando sus consecuencias. Construyo un mundo inventado usando la falsedad como único material. Pero no se puede mantener a la imposibilidad a raya durante mucho tiempo, acaba obligándote a abrir los ojos y a aceptar la verdad que te rodea.

A veces me gustaría cerrar los ojos e imaginar que esa verdad es falsa. Pero esto sí que es verdaderamente imposible, nadie puede escapar de la cruda realidad.

Quien diga lo contrario miente.

2 comentarios:

Alba dijo...

Mentiría si te dijera que no me ha gustado, o que, en realidad, no disfruto con lo que escribes aquí.

Un abrazo de verdad

Rosa Cáceres dijo...

¿Y por qué no te presentaste al concurso de Relatos brevísimos, bribón?
Lo digo porque aquí está el germen de uno, sin ir más lejos. Y no miento.